Se que es algo temprano para publicar, pero enserio, necesito sacarlo de mi sistema. 


Ayer por la noche llegué del cine no muy tarde, apenas iban a ser las 12, me puse  a revisar el UPLOAD del manga que publicaría entrada la media noche, como un Bonus por Halloween, Fuan no tane. Al buscar más información para la ficha técnica leí un comentario que decía: 


"No lo leas de noche"




Me burlé de la ocurrencia y por curiosidad, lo volví a leer en la oscuridad de mi habitación. Todo normal, nada fuera de lo común. las historias cortas y sin imágenes de gore poco asombro causaron en mi cansada mente. Al notar que no pasaba nada cerré el archivo y me puse a hacer otras cosas. 

Sinceramente las leyendas urbanas de ese tipo me recuerdan a la temática de "El Aro" o "The Grudge", donde sucesos extraños ocurren en casas que han permanecido mucho tiempo abandonadas y leyendas olvidadas..


Mientras preparaba la cama para dormir mi subconsciente me traicionó: Vives en una casa que ha sido desalojada en periodos cortos, ¿Por qué será? ¿La renta ha sido demasiado barata para una casa tan acogedora? ¿Por qué los vecinos me preguntan cosas raras? Mi mente divagaba en estas preguntas mientras me acostaba. Hacía un poco de calor, así que cerré la puerta y encendí el aire acondicionado. Empezaba a sentirme cansado, ya era pasada la 1 a.m. y los ojos empezaban a cerrarse. Apagué la notebook, la única fuente de luz que había en la habitación. Cabeceaba pensando en lo que hice en el día, cuando voltee al lado de la pared....


"La puerta estaba abierta"

Sobrecogido ante la imagen, pensé:


"Debí haberla cerrado mal"

Me levanté alumbrándome sólo con el móvil, las sombras forman figuras raras con la luz led que emana el aparato, no les presté atención y cerré la puerta. Esta vez revisé que estuviera bien cerrada, incluso le di un fuerte empujón hasta escuchar el característico "click" del cerrojo.

Me volví a acostar intentando no pensar en lo sucedido:

-"Un error mío, puerta vieja, soñé que la cerraba."- me intentaba convencer. 


Ya recostado, y menos calmado, intenté pensar cosas positivas que me permitieran ignorar lo antes sucedido. le di la espalda a la puerta unos momentos. El aire acondicionado empezó a enfriar mas de lo normal, bajé la temperatura pero se sentía gélido el ambiente, cómo si en realidad fuera invierno.

Buscando el cobertor me di la vuelta...

La puerta estaba abierta totalmente.

Eran pasadas las 2 a.m. no podía conciliar el sueño, mi mente empezó a recordar lo leído en el manga. 


"Maldito Subconsciente"


Me la pasé dando vueltas en la cama, intentando no pensar, de nuevo. Ruidos de pasos por el pasillo, algunos golpes secos, el ambiente frío... Cerré por última vez la puerta, pensando:


"Si te vas a aparecer... Manifiéstate y déjame en paz"


El cansancio me vencíó a eso de las 4 a.m. No supe que más pasó. Desperté y la puerta estaba abierta, la casa fría cuando la T.V. marcaba 23° C a las 7 a.m. Tomé mis cosas y salí al trabajo pensando en todo lo que pasó anoche...


¿Y a ti te ha pasado algo similar?

6 Comentarios hasta el momento...

Deja tu comentario

¡Comenta, no seas tímid@!

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments